28.12.08

POU DE LA NEU

...Pou de la Neu

...

Los pozos de nieve eran construcciones dedicadas a la producción de hielo, grandes cavas de hasta 30 metros de profundidad, construidas en piedra y con techo de piedra o teja. Los trabajadores del pozo, que vivían en sus inmediaciones, en zonas de montaña donde la nieve no es extraña, rellenaban con nieve esas enormes fosas cubiertas, la pisaban y la iban recubriendo con paja como aislante. La nieve apelmazada, transformada en hielo, era después cortada en bloques que se distribuían por los pueblos y ciudades cercanas, a donde se llevaban a lomos de burro, en las horas de menos sol y convenientemente empaquetados entre madera y paja. El trasiego de los nevateros (nevaters) arañó sendas entre las carrascas que todavía perduran.

Las ciudades de la costa se beneficiaban también de este tráfico que precedió a la aparición del frío industrial. El hielo se distribuía para diferentes usos: hospitales, lonjas de pescado,… Cuando los nevaters bajaban su hielo a la costa, el viaje de vuelta lo hacían cargados de pescado, que así llegaba a la montaña conservado entre hielo de ida y vuelta.

Otra de las utilidades del hielo, en los pueblos del interior, era la artesanía heladera, tradición todavía vigente que ha dado renombre a pueblos como Ibi o Xixona (Jijona), si bien en este último la internacional fama del turrón ha dejado en segundo plano su talento como heladeros.

El pozo de la imagen está en el puerto de La Carrasqueta, a poco más de mil metros de altitud y a unos cincuenta kilómetros de la costa. Ha sido conservado tal y como siempre fue, para lo que, obviamente, ha necesitado obras de rehabilitación, principalmente en la cubierta. No obstante, los pozos de nieve que hay aquí y allá por las comarcas de montaña suelen mantener un estado de conservación sorprendentemente bueno para su edad, lo que da idea de la pericia de los constructores que forraron sus paredes piedra sobre piedra.

...

6 comentarios:

Mita dijo...

Qué bonita esa zona.No sabía de la existencia de esos pozos, me ha recordado a cómo hacían la cal en el sur.
Vives en Alicante, conoces a Carmen Marimon?
Besos

ismo dijo...

No tengo el gusto ¿Debería? ¿Escritora?

Aquí también se hacía la cal como en el sur (bueno, esto es el sur, sureste), en esa especie de hornos construidos con piedra. En unos parecidos recubiertos de barro se hacía carbón.

Marta dijo...

Había leído acerca de los pozos de nieve que se usaban antes de que se inventara el frigorífico y de que llegara a todos los hogares pero nunca había visto uno ni sabía que se conservaran.

Nunca me los imaginé así. Gracias por la ilustración!!

ismo dijo...

Pues yo no sabía si eran habituales en otros lugares. Aquí hay bastantes en los montes. En Agres, un pueblo cercano a Alcoy, se conserva uno que ha perdido la cubierta aunque conserva el entramado de arcos sobre la que venía montada; probablemente es de los más visitados y famosos, lo llaman la Cova Arquejada (CUeva arqueada).
El de la Carrasqueta es el único que conozco conservado tal cual, con la teja repuesta. Quise poner fotos de otros pero no las localizo, así que tendré que volver a visitarlos para poder mostrarlos ;)

Son como inmensos icebergs de montaña.

Marta dijo...

hay! pues mira, buscando más pozos por España encontré esta información en la wiki...lo que no esté en al wiki no existe.

http://es.wikipedia.org/wiki/Nevero_artificial

ismo dijo...

Muy buena la Wiki, magnífico artículo.