3.12.09

ATENCIÓN AL CLIENTE

Mongoloide Sr.:

Llevo varias semanas usando sus trenes para desplazarme entre Alicante y Valencia y ni una sola de las veces he tenido la suerte de que mi tren llegase a destino dentro del horario marcado, razón por la cual me resulta más que chocante la exactitud que exhiben uds. en sus tablas horarias.

Le agradecería que me explicasen qué sentido tiene especificar que un tren llegará a las 17.08 cuando, según mi experiencia, sus trenes son incapaces de distinguir márgenes horarios superiores a los 15 minutos ¿no podrían simplemente anunciar que su tren llegará a Valencia "más o menos a las 17.15 (o las 17.30)", que es toda la precisión temporal que, según mi propia experiencia, pueden ofrecer sus trenes?

Ciertamente sus retrasos tienen algunos efectos beneficiosos en mi vida; hoy mismo, el retraso de 30 minutos me ha permitido terminar la lectura de "Charco de sangre", de García Pavón (lectura que le recomiendo), y merced a otro tuve la ocasión de encontrar en la estación de destino a un amigo al que no veía desde hacía tiempo. Pero se da el caso de que uso sus servicios por motivos de trabajo, y a las personas que suelen esperar mi llegada les importa poco si Plinio consiguió finalmente detener al asesino y más que yo sea capaz de cumplir los compromisos que tengo adquiridos con ellos, como el de llegar a la hora de la cita.

Es lamentable que sus trenes para el trayecto Alicante-Valencia no funcionen como los que salen en la televisión. Y resulta irritante pensar que toda esa retahíla de falsedades que anuncian por la tele la paguen uds. con el dinero de mis impuestos. Ojalá llegue un día en que utilicen ese dinero para conseguir que sus servicios funcionen en lugar de hacerlo para intentar convencernos de que funciona lo que no funciona.

Un saludo, y espero que le cuelguen de sus subdesarrollados testículos hasta que perezca.

21 comentarios:

Mita dijo...

¿Y Plinio lo consiguió?

Pues a mí aquí me pasa lo contrario, los días que me levanto reaccionaria, me fastidia enormemente que ponga en las paradas: 9.03, y allí aparece el moderno y confortable bus de ese minuto exacto. Si fueran unos minutos más tarde, se alterarían todos los esquemas mentales de los viajeros.
Como yo soy andaluza, evidentemente, eso me provoca mucha risa.
Bss

XuanRata dijo...

El hecho de que en los horarios de los trenes se utilicen números no debería llevarnos a pensar que se trata de tablas matemáticas: en realidad solo son deseos, como los unos, las equis y los doses de las quinielas, y con las mismas probabilidades más o menos de lograr un pleno. Y nadie echa en cara al Estado que haga publicidad de, por ejemplo, la lotería de navidad.
(Enviaste la carta, ¿verdad?)

ismo dijo...

Jajaja, no, hombre, no soy tan bestia... Les envié una con similar contenido y cierta sorna pero sin ofensas.

Respecto a la lotería, no me provoqueeees.... que estoy en un punto que soy capaz de echarle en cara al Estado hasta que los Neanderthales del Museo Arquológico tienen demasiado pelo ;)

Mita, como diría Luis Aragonés: Se lo lee Ud. y luego me cuenta ;)

Haideé Iglesias dijo...

Yo te contaría el secreto para que tú, y por supuesto los que ese día viajaran a la par que tú, tuvieseis la exactitud que reclamas, pero no me parece que estés muy interesado en ello, más bien pienso que te lo pasas bien despotricando :) Un nefasto ejercicio, por cierto... ofusca el pensamiento y uno se vuelve poco, por no decir poquísimo. creativo. Cosas del cerebro... si lo mimas, te mima, si lo maltratas, te maltrata...

La próxima semana pondré, espero, la entrada sobre el gentilicio de pixueto.

Un abrazo

josemari dijo...

¡Ah, te cogí! En estas cosas los que somos de ciencias no nos llevamos esos disgustos. Y es que una cosa es la precisión y otra la exactitud.
Verás. Precisión de una medida es la cantidad de dígitos con la que se expresa. Exactitud es el grado de acercamiento al valor real de lo medido.
Evidentemente las tablas horarias de los trenes son muy precisas, pero eso no implica que deban ser exactas, ja, ja, ja.

josemari dijo...

Coñe ya con tener dos cuentas de gmail...

ismo dijo...

Buena precisión, Gualterio ;) De chestertoniana concisión.

Haideé, me lo paso bien despotricando, y la historia está plagada de gente que ha sido muy creativa a pesar de despotricar mucho, desde Gauguin y Vincent hasta Muddy Waters, Johnny Hodges, John McEnroe... Verdaderamente no aspiro a la estabilidad emocional; no tengo ningún problema en ser dominado por algún instinto colérico de manera esporádica. La ira o la mordacidad me parecen tan saludables como la risa o la relajación.

Haideé Iglesias dijo...

Así que sigues comparando creatividad con desequilibro o dependencia... una creencia muy extendida, tanto que por eso muchos se dan a las drogas para conseguir ser creativos... y los desesperados encontraban refugio en la expresión plástica como una vía de escape... Mozart, tan creativo desde su infancia, murió solo, su carácter insoportablemente caprichoso le hizo la puñeta...

Que todo ocurre por algo, lo tengo claro, pero que uno decida ser un zopenco ignorante porque lo han sido otros, me parece infantil, de hecho eso es la neurosis, infantilismo :)

Cuando uno se compara con los demás siempre se ignora a si mismo... pero bueno, a aquellos que lo saben todo, poco se les puede enseñar, puesto que para aprender es necesario sentir inquietud, tanta como la de un niño...

Para mejorar el mundo si es saludable una estabilidad emocional... sobre todo porque es entonces que uno descubre que la creatividad no se refleja tan sólo en lo plástico, también lo puede ser un ama de casa, un peón, una camarera, un niño... Todos somos creativos, tan sólo nos hace falta darnos cuenta de ello sin recurrir a argumentos manidos y traídos por los pelos para salir del paso ante el berrinche del que no le gusta aquello que le dicen, jejeje...

Buen fin de semana y, como siempre, desde mi estabilidad emocional que fluye, jeje... un abrazo ;))

Palabra de verificación: cookspe, :))))

ismo dijo...

Haideé, no estoy estableciendo una comparación; simplemente rebato tu afirmación de que cualquier persona que despotrica ve reducida su creatividad. Y tampoco creo que quien no lo haga la vea reducida... No veo entre ambos términos la relación que tú pretendes establecer, pero eres tú la que pretende establecer esa comparación, y no yo, que sólo te contesto.

Infantil sí soy, no sé en qué medida, pero no porque haya decidido imitar a otros "zopencos" a los que, insisto, sólo cité para rebatir tu afirmación. Para mí está bastante claro que el genio creativo no tiene que ver ni con la ira ni con la falta de ira.

Tampoco he dicho que la estabilidad emocional no sea saludable, sino simplemente que no "aspiro" a ella como un fin. En definitiva, es algo que me puede acontecer o no, y seguramente si la tengo me sentiré, de alguna manera, bien, pero no pienso obsesionarme preguntándome si la he alcanzado. Además, sinceramente, no creo que nadie alcance la paz interior, ni el nirvana, ni la gracia divina ni nada por el estilo. Como me parece una patraña, no pienso perder tiempo en intentar averiguar cómo se hace eso. Aunque confieso que me gustaría levitar pero, para eso, confío más en el polvo de hadas de Campanilla que en las enseñanzas de cualquier gurú.

Si a ti te hace feliz buscarla, yo encantado, pero no me pidas que me haga feliz a mí.

Buen fin de semana

malatesta dijo...

Haidee, si después de todo lo que le has dicho a Ismo no le has hecho perder los nervios, es que ya está en el nirvana ese de la paz interior, ja, ja, ja.
Buen fin de semana a los dos.
Ahora sí, desde mi cuenta bloguera...

ismo dijo...

Jajajaj... Que malo es conocerse!

Buen fin de semana a ti también..., mamón!

Haideé Iglesias dijo...

Malatesta: de todo corazón espero y deseo que Ismo esté cada vez mejor... sé que así será...
Un abrazo

Kikko dijo...

Hideé comentó:
"Mozart, tan creativo desde su infancia, murió solo, su carácter insoportablemente caprichoso le hizo la puñeta...

Que todo ocurre por algo, lo tengo claro, pero que uno decida ser un zopenco ignorante porque lo han sido otros, me parece infantil, de hecho eso es la neurosis, infantilismo :)"

Es admirable lo segura que estás de tus ideas; particularmente, me parecería muy atrevido calificar a personajes como Mozart, Hendrix, Lennon o Van Gogh de 'zopencos ignorantes'.
Puede que tengas razón, y el estado ideal del ser humano sea una especie de trance ascético angelical, pero personalmente, espero morir y caer en los infiernos o que mi 'karma' se degrade antes de sobrevivir cuando eso ocurra y tener que vivir en ese mundo ideal de angelotes buenos, equilibrados.... y aburridos!!

ismo dijo...

En realidad creo que Haideé se refería a mi con lo de "zopencos".

Lo que creo que dice Haideé de Mozart y Cía es que ellos pensaban que el desequilibrio les hacía ser más creativos, y por eso se entregaban a una vida licenciosa y drogota.

Ahí también discrepo contigo, Haideé. Por las experiencias que conozco, los drogotas, y sobre todo los más creativos, empiezan a tomar drogas para encontrar cierto equilibrio que no encuentran en sus vidas de otra manera. Y las drogas, sin duda alguna, son capaces de abrir caminos a la creatividad. Otra cosa es que estos tipos sean inadaptados sociales, que las drogas les sumerjan en una sociedad distinta, de adictos, y que se machaquen la salud gravemente. Seguramente las drogas no son lo más apropiado para cuidar de sus relaciones con el exterior ni su propia integridad física, pero seguro que encuentran en ellas un "equilibrio", o un estímulo para su creatividad. El mono sí mata la creatividad, y cualquier cosa que se le ponga por delante pero el subidón de cualquier droga que yo haya probado es, invariablemente, muy creativo.

Mozart probablemente murió amargado por lo que le rodeaba, o lo que no le rodeaba, pero no creo que se muriese a disgusto con su obra. Lo que tú ves como un fracaso social, yo lo veo como un triunfo creativo ¿Qué diablos importa qué has tenido que sacrificar de tu equilibrio social si has conseguido componer el Requiem? Yo daría todos los carnets de los clubs a los que pertenezco por hacer mi dibujo soñado, y sería barato.

Haideé Iglesias dijo...

"En cuanto te preocupas de lo "bueno" o lo "malo" de tus compañeros, creas una rendija en tu corazón para que penetre la maldad. Poner a prueba, competir y criticar a los demás te debilita y derrota"
Morihei Ueshiba. "El arte de la paz" Ed. Kairós.

Morihei Ueshiba, fundador del popular arte marcial japonés conocido como aikido, una disciplina psicofísica que él denominó "arte del paz", y que ofrece un camino no violento hacia la victoria frente al conflicto. Ueshiba consideró que los principios del aikido podían aplicarse a todos los desafíos a los que nos enfrentemos en la vida: en las relaciones personales, al interactuar con la sociedad, en el trabajo o los negocios.

Como mi lección en la vida a sido a través del sufrimiento, extremo y por largo tiempo, he tenido el privilegio de conocerme a mi misma en profundidad. Ha sido mi lección de vida. He conocido el mal en su más "pura" expresión, con lo que sé cuantas estupideces se pueden decir desde la ignorancia, por muy famoso que sea quien las diga. Ellos aportan su verdad, yo la mía. La soberbia es un mal generalizado, y lo triste es que te impide ver más allá de tus propias narices, aunque la palabra más correcta sería limitaciones. Todos somos ignorantes de algo, unos más que otros.
Cuando yo mencioné la palabra creatividad tan sólo me estaba refiriendo a este entrada no ha nadie en concreto, sino a la falta de creatividad para poder solucionarlo de modo más creativo y se recurre al despotrique. Cuando nos hablan deseamos y queremos que nos traten con respeto y consideración, que nos entiendan aunque nos equivoquemos, etc, Entonces ¿por qué no damos lo mismos que pedimos para nosotros mismos? Sobretodo, y mirándolo desde un punto de vista egoista, el otro será mucho más receptivo a transformar-se lo que de otro modo no ve más que como un ataque que le hace ponerse a la defensiva, desbaratando todo logro de cambio, y por ello de impedir que la creatividad fluya.

Hola Kikko: yo no cerré la puerta, con lo que tan sólo tienes que abrir la que tu cerraste :) Esta es mi contestación.

En cuanto a Mozart: un niño que tuvo desde bien pequeño el privilegio de ser admirado, respetado y comprendido fue lo que le perjudicó en su posterior desarrollo del carácter. Para mi. Pero tú sabrás Ismo.

Sigue...

Haideé Iglesias dijo...

Unas aportaciónes más de Ueshiba:
"La práctica del arte de la paz es como un acto de fe, una creencia en el poder esencial de la inofensividad. Es tener fe en el poder purificador y fe en el poder de la propia vida. No es un tipo de disciplina rígida ni ascetismo vacuo. Se trata de un sendero que sigue los principios naturales, unos principios que deben aplicarse al vivir cotidiano. El arte de la paz debería practicarse desde el momento en que uno se levanta para saludar a la mañana hasta la hora de retirarse por la noche".

"Los principios interiores proporcionan coherencia a las cosas; el arte de la paz es un método para revelar dichos principios".

"El arte de la paz no es fácil. Es una lucha hasta el final, la eliminación de todos los deseos perniciosos y toda la falsedad interior. De vez en cuando la voz de la paz resuena como un trueno, sacudiendo a los seres humanos en su sopor".

"A fin de purificarte debes eliminar todas las ponzoñas externas, liquidar todos los obstáculos de tu camino, apartarte del desorden y abstenerte de pensamientos negativos. Eso creará un estado de ser luminoso. Esa purificación te permite regresar al principio, donde todo es fresco., luminoso y prístino, y donde podrás de nuevo observar la resplandeciente belleza del mundo".
----
Bueno, Ismo, a mi si me parece que necesitas maestros, de hecho todos somos maestros de todos, y tu has mencionado y has colocado en este espacio unos cuantos...

También voy a poner una frase de Stevenson (por cierto todo ello, libro de Ueshiba y marcalibros con la frase de Stevenson, llegó a mis manos hace cuatro días), en el momento justo, para mi está lleno de significado, pero bueno, yo me he acostumbrado a descifrar criptogramas del universo :)
Ahí va la frase:
"No hay deber que infravaloremos más que el deber de ser felices. Siendo felices, vamos sembrando por el mundo anónimos beneficios que nos son desconocidos a nosotros mismos..."

Un abrazo y saludos a todos :)

Haideé Iglesias dijo...

Incluso a nosotros mismos...
Me comí incluso... mis disculpas :)

ismo dijo...

Haideé, dos correcciones:

Dejé de citar a gente en mi segundo comentario, cuando lo hice como respuesta al tuyo.

¿Dije que no necesito maestros? Lo que recuerdo haber expresado es que no voy a tragar una filosofía que me dice que debo desechar cualquier autoridad y que, al tiempo, quiere colocarme sus propias autoridades. Eso es muy distinto a decir que no necesito maestros.

En cuanto a Stevenson, muy bien traido porque es uno de mis maestros. Pero no creo que el viejo Robert Louis se estuviese refiriendo a que tenemos el deber de buscar la felicidad a través del psicoanálisis o la filosofía. Stevenson es uno de mis maestros porque sus enseñanzas siempre han viajado a lomos de la poesía, y nunca a lomos de la autoridad. No creo en la filosofía, ni en la religión, ni en la ciencia, pero el arte me hace feliz, como muchas otras pequeñas cosas. Otras me disgustan profundamente, y las pateo si hace falta, lo cual también me hace feliz.

No tengo ninguna intención de alcanzar un estado luminoso. En eso coincido con Kikko: sería aburrido. Y me haría infeliz.

ismo dijo...

Ya que hemos sido francos en el debate, me gustaría pecar de grosero y traer una cita que no recuerdo de quién es (Bukowski?) y no la recuerdo literalmente, pero venía a decir que desconfiaba de esas filosofías orientales que consisten en poner cara de santidad mientras te meten una tranca por el culo. Yo no me tomo la vida así. Si la Renfe me toma el pelo, me cabreo.

Haideé Iglesias dijo...

Bajo mi punto de vista tienes un buen número de prejuicios, que eres muy libre de tener, por otra parte, no seré yo quien te los quite ;) Eso, si, me tomo la libertad de señalarte algún que otro, jeje...

Respecto a que te den por el culo, tal como lo expresas por boca de ¿Bucosky? o como se escriba, si tú crees que es lo que te hacen así será, por los siglos de los siglos... ¿a que me suena esto? Jejeje...

No resultas grosero, Ismo, tan sólo bastante ingenuo a mi entender, al igual que el Bucosky ese...

En fin, Ismo, que seguirás cogiendo el Ave y te seguirán dando por el culo,.. porque tú lo quieres, ya que así lo piensas. Y hasta es posible que te contesten con buenas palabras, y así sempieternan. Pero también puedes recurrir a los tribunales... o también puedes pensar que eres de aquellos afortunados que tienen suficiente dinero como para gastárselo en un tren superrápido... yo no lo veo todo tan malo y negro :)
Será por esto que no tengo tensión alta, ni estrés,... aunque en ocasiones si que me producen daño algunas actitudes violentas, algo que también se esta curando. Así que gracias Ismo, porque has sido mi maestro para cerrar heridas que se resistían. Todo ocurre por y para algo.

Que la vida te depare aquello que necesitas.
Un abrazo

ismo dijo...

Gracias e igualmente, Haideé.