21.11.09

LOS CELOS DE MANO LENTA

Estoy leyendo una autobiografía de Eric Clapton y es toda una inmersión en la historia del blues a través de los personajes con los que el viejo Slowhand trató en algún momento de su vida: su encuentro con Sonny Boy Williamson, que le enseñó su navaja cuando osó preguntarle si él, en realidad, no se llamaba Rice Miller; Ginger Baker al volante, luchando contra sus demonios e intentando decidir si tener a Eric en Cream merecía el esfuerzo de tragarse de nuevo a Jack Bruce; John Mayall presumiendo de torso ante una panda de jocosos bluesbreakers adolescentes... E.C. es un tipo amable y tiene buenas palabras para todos ellos dichas con sinceridad; es tan honesto que incluso confiesa sus celos hacia otros músicos, como los Beatles o los Stones o la Paul Butterfield Blues Band en algún momento de su vida, y tan modesto que zanja cuestiones como su rivalidad con Jeff Beck o Jimmy Page diciendo que, en realidad, no cabía comparación posible entre ellos, porque Jeff y Jimmy venían de la tradición más country y él de la del blues.

Sucede sin embargo que hay silencios más elocuentes que mil palabras, y tenemos un amigo y yo la sospecha de que los insospechados silencios de Clapton guardan el secreto de sus celos hacia los otros dos grandes guitarristas blancos de blues que hubiesen podido aguantarle un pulso a Dios sin que les temblase la mano, y lo habrían puesto en aprietos: Rory Gallgher y Mike Bloomfield.

A Rory ni siquiera lo menciona, y es llamativo que sea así en una crónica que no deja de citar a la crema de la crema del blues y, en especial, del blues y británico: Alexis, Mayall, Cyrill Davies, Georgie Fame, Jimmy Page, Jeff, Mick Jagger, etc. Resulta increíble pensar que Eric no hubiese oído hablar de Rory ni le hubiese escuchado y, de haber sido así, que su fino instinto a la hora de saber cuando un bluesman estaba en la pomada no le hubiese gritado en las narices que el irlandés era un guitarrista excepcional capaz de disputarle el Olimpo.

De Bloomfield sólo habla de pasada, y todavía se le ve más el plumero. Confiesa que del panorama bluesero de la costa oeste estadounidense sólo le impresionaba, y mucho, la Paul Butterfield Blues Band, en la que Bloomfield (le cita) jugaba un papel destacado. Luego habla de la banda de Dylan cuando Mike estaba con Bob como guitarrista, y dice que Dylan tenía una banda fuera de serie, pero ni siquiera menciona que Mike era el guitarrista de esa banda: reveladora omisión tratándose de un guitarra.

Así, la modestia y la generosidad de Clapton flaquean cuando se trata de reconocer a sus dos grandes "rivales" blancos en la guitarra de blues. Hay un tercero, pero demasiado famoso como para que Mano Lenta le hubiese escatimado los muchos piropos que le echa: Stevie Ray Vaughan.

10 comentarios:

malatesta dijo...

Pues que me lleven los demonios del blues si conozco a esos que nombras a los que E.C. debería tener celos, pero si tú lo dices, para mí está claro: Slowhand es humano.

ismo dijo...

Jajaja... Pues gustoso te cuento:

Rory Gallagher era irlandés, enamorado del blues y un auténtico portento con la guitarra. Poco conocido por el gran público porque su carácter no iba con los conciertos en estadios de fútbol y demás parafernalia de las grandes estrellas, pero muy valorado por los que sabían de blues. Por ejemplo, los Stones le probaron para guitarrista (creo que tras la marcha de Mick Taylor; finalmente cogieron a Ronnie), pero las personalidades de Rory y Keith echaron chispas y la cosa no cuajó.
Era un músico excepcional y un tipo extrañamente majo y honesto.

Bloomfield era yanqui, un niño pijo que flipaba en los tugurios de blues de Chicago y, lo que es más, que hizo flipar a todos los negratas de la escena (Muddy, Buddy Guy... imaginad el elenco) hasta el punto de que lo acogieron como a un negrata más. Tenía un estilo muy personal que puso al servicio de las mejores bandas, como la de Paul Butterfield o la de Dylan que grabó el histórico Higway 61 revisited. Desgraciadamente era un tipo insatisfecho; sus proyectos en solitario y las bandas que formaba no acababan de cuajar. Acabó volándose los sesos. De su guitarra podría decir que es negrísima, con un toque delicioso.

Stevie, también muerto ya, era un portento de la naturaleza: sutileza a la máxima potencia. Las cuerdacas de su guitarra son calibre 38 especial, gordas como cuerdas de bajo. Su blues tiene ese aire áspero del blues tejano.

Ahora ya los conoces un poco, y goear puede hacer el resto y yo mismo, por correo, si quieres, puedo ayudar.

Supongo que otro meterían a otros guitarristas blancos de blues en la lista. Un olvido es evidente: Duane Allman, al que no he citado porque Eric y él eran auténticos amigotes y grababan juntos. en la autobiografía Eric le dedica un gran piropo: Derek & The Dominos sin Duane no eran nada.

Algunos podrían apuntar a Jimmy Page (Zeppelin) o Jeff Beck, pero en mi modesta opinión, Rory, Mike, Stevie, Duane o Eric les dan a los dos sopas con ondas.

Robbie Robertson, de The Band, era un grandísimo guitarrista (su influencia llevó a Eric a cambiar la Gibson por la Stratocaster), pero era más discreto, menos dado a los solos y más centrado en el sonido de la banda.

Hay otros muy grandes: Peter Green, Ry Cooder -de época más reciente-), el mismo Angus (Young, ACDC), y algunos más modernos con una técnica excepcional (Bonamassa, Marc Ford,...) pero yo sigo pensando que los cinco figuras marcan una pequeña diferencia, que se nota en momentos especiales como el mágico Double Trouble de Eric, A Million Miles Away de Rory, Done somebody wrong (Duane)...

malatesta dijo...

Bueno, no ha hecho falta googlear, ja, ja. Estás hecho una enciclopedia del blues con patas.
Gracias además por los ejemplos musicales de la siguiente entrada que ahora mismo me acompañan mientras comento. Oh, yeah!

dregenwar dijo...

jaja, el otro dia subi el primer disco de clapton aqui (http://laultimaenmicasa.blogspot.com/2009/11/eric-clapton-de-eric-clapton.html). menudo crack, tengo la intencion de subir todos sus discos de los setenta.

en algunas biografias (ya me diras el titulo de esa que comentas) clapton deja bien claro que The Band fue la banda que mas le ha marcado, despues de los viejos bluesmen. ya en los tiempos que viajo a america con cream se enamoro del sonido de The Hawks (mas tarde The Band) y en la gira de Blind Faith conocio a Delaney y Bonnie Bramlett, a los que se unio como un musico mas, y que mas tarde les robaria los musicos para hacer esa peazo de banda que le acompaña en sus mejores discos, incluso el de Derek & Dominos.

a pesar de ser un incondicional de clapton, yo tambien prefiero los yardbirds de beck y page... jeff beck en aquella epoca era una fuerza bruta y page pudo por fin experimentar todo lo que quiso y mas... de aquellas ultimas sesiones con los yardbirds salio el Dazed and Confused de Zeppelin.

tienes razon en lo de rory y bloomfield.... nunca he leido ningun comentario de clapton al respecto de estos dos musicos, a los que bien seguro conocia.

otro guitarra que influyo decisivamente a clapton fue jj cale, no solo por las versiones que hizo, sino en su forma de tocar... esos silencios entre notas me ponen la piel de gallina

ismo dijo...

En realidad creo que yo también prefiero a los Yardbirds de Beck/Page pero, si me pones a elegir, prefiero el rollo Bluesbreaker ;)

Lo de Derek&theDominos lo decía (y creo que Clapton lo hace en ese sentido) no para menospreciar a la banda sino para hacer notar que incluso una banda tan buena era tan distinta con Duane o sin Duane como la noche y el día. Duane pesaba muchísimo donde estuviese metido.

JJCale le marca muchísimo. 461 Ocean Boulevar, por ejemplo, tiene todo ese sonido JJCalero, tal como yo lo veo.

La admiración por The Band y Robbie en especial me era conocida, pero no estaba al tanto de que admirase tanto a la Paul Butterfield. Lo de Bloomfield lo lleva muy calladito ;)

Malatesta, a tu disposición.

Kikko dijo...

Tenía entendido el mito popular dice que a quien probaron los Stones para entrar en la banda fue a Jeff Beck, y que éste tras convivir unos días con ellos lo desestimó. Ha llegado a decir que si hubiese entrado en la banda, a día de hoy seguramente no estaría con vida....
Pero supongo que probaron a varios guitarristas, así que es probable que los dos mitos sean ciertos... o los dos falsos, qué más da, qué sería de la historia del rock y sus fans sin toda esa rumorología mítica!!

ismo dijo...

Jajaja, sí, y con lo mentirosillas que suelen ser las estrellas del rock, a saber de quién te fías. Pero en este caso parece bastante probable que ambos probasen para los Stones, o fuesen tanteados de alguna manera. No sé si decir que me suena que también tuvieron por ahí ¿a Ry Cooder?

virgi dijo...

Hola Ismo!
Cuando 18 años, empecé a oir toda esa música que nombras. Mis amigos se pasaban los discos de Cream y se alucinaban con los solos del Baker. Me acuerdo que incluso había una lista, no sé si es así, o más o menos, donde el primer guitarrista solía ser Clapton.
Justo todos esos, o casi todos, los tengo ahora en mi casa, después de años, amigos, ex, bailes, rupturas, blues...
Pero a quien entendí bastante después porque me parecía muy difícil en esa época, es al genio de Hendrix, creo que de otra galaxia. También a Zappa, rompedor donde los hubo.
Pero donde realmente me quedé ya para siempre es en el blues...¡ah, el blues!

Me ha encantado leer todo lo que has puesto, un abrazo

ismo dijo...

El caso es que yo no entiendo a Jimi demasiado bien, porque a mí me encanta su LP "captain coconut" más que ningún otro, y los críticos dicen que ese es un disco post-mortem (que es verdad) y que no se puede considerar una obra de Jimi porque está editado en un estudio con cosas que dejó grabadas ;)

Por supuesto no hagáis caso de los críticos, y disfrutadlo de cabo a rabo. Si al final pensáis que no es de Jimi, lo mismo da, tendréis un magnífico disco de blues de autor desconocido.

En realidad el mismo Jimi dijo alguna vez que gran parte de su público era muy poco exigente pidiéndole que se follase a la guitarra, la acoplase, la golpease, etc. en lugar de pedirle blues, que era lo que mejor hacía. El propio Jimi pensaba que su público no le comprendía demasiado bien.

En cuanto a Zappa, hizo una versión de Whipping Post porque mucha gente se la pedía en sus conciertos como si tocasen los Allman Bros...

Parece que gran parte del público de blues a veces no comprendemos nada. Cosa bastante saludable, por otro lado.

Ismo dijo...

Zappa sobre la incomprensión

http://elbuqueoldedition.blogspot.com/2005/06/fronk-i-entrevista.html

Mi antiguo blog, por cierto, tiene mucha cosita de blues. La dirección es la misma pero añadiendo "oldedition" entre "http://elbuque" y ".blogspot.com/"