23.5.09

MELÉ


Sólo decir que estoy bien; tan a gusto como estaría un jugador de ajedrez en el fondo de una melé de los All Blacks o, mejor, tan a gusto como se sentiría el equipo neozelandés de rugby en una conferencia sobre el gambito de dama.

Nótese pues la ironía.

A pesar de todo, sigo dándole vueltas a mis proyectos, y aunque los dedos no me arden todavía de ganas de coger un lápiz y mis comunicaciones estén momentáneamente interrumpidas (algo normal en este estado de guerra conmigo mismo que arrastro), supongo que esto es sólo el preludio de algún otro fructífero -espero- periodo de actividad.

5 comentarios:

Mita dijo...

Pues me alegra mucho que estés bien, oye! :)) Me gustaron mucho los dos últimos dibujos, gracias.

XuanRata dijo...

Hay partidas de ajedrez que se enmarañan, sí, y a uno le parece que faltan escaques en el tablero. Pero de pronto un movimiento inesperado, provocada tal vez por la ansiedad o por el mismo cansancio, abre una diagonal inesperada. Es entonces el momento del jugador de rugby: el que corre sin balón, atento a una buena recepción sobre la misma línea. Y todas las toscas jugadas anteriores parecerán entonces necesarias, imprescindibles.

Un abrazo, Ismo.

malatesta dijo...

Pues sí que... Si te sirve de consuelo, que sé que no, el que suscribe no coge un lápiz desde hace más de un año. Y mis comunicaciones... ya las has leído.
Bueno, hay otras cosas, supongo.
Que se nos pase pronto. Un saludo.

ismo dijo...

Yo también os echo de menos.

Que se nos pase, Gualterio.

áLEks! dijo...

Espero que disfrutarás con la Champions del Pep Team.
Jo, menuda temporada...