15.3.09

FARO EN ÓRBITA (IV) - El reactor


Faro en órbita (IV) - El reactor
Tinta, digital
Ismo, 2009


Lanzar un faro al espacio no es cosa de broma, ni siquiera para viejo farero con años de experiencia. Un pequeño error de cálculo y nuestro faro con ínfulas de cohete acabará en submarino.

La cosa es más grave cuando pensamos viajar dentro, tras las primeras experiencias piloto con soldados de plomo a lomos de chimeneas.


5 comentarios:

Mita dijo...

Anda, no hay una cabina para viajar con unos edredones de plumas y almohadones grandes???Ay, qué fallo!
Los hombres solo piensan en tuercas

Mita dijo...

:) Sonrisa de oreja a oreja. Me ha quedado mi blog con "La música del mar", divino!

ismo dijo...

¿Almohadones, plumas, edredones,...? ¡Ni que fuese un lupanar! Como mucho le pondré una mecedora para sentarse al timón.

Aclaro: no, no siempre pensamos en tuercas. En realidad, la máquina del farero (simple, infantil, a todas luces rudimentaria,...), si lo piensas bien, es una burla de la tecnología.

ismo dijo...

Si quieres que la imagen encaje mejor en tu cabecera, pásala por Microsoft Picture Manager, editar imágenes, reducir tamaño.

malatesta dijo...

Uyuyuy, como le haga yo una inspección a ese reactor se para sine die el lanzamiento, ja, ja, ja.