10.2.09

SÁBADO POR LA MAÑANA EN LA CALLE DOMINGO

Detras de esta desacostumbrada ausencia hay miedo, incertidumbre por la situación laboral. También cabreo, porque veo cómo todas las instituciones se dedican a pasarse la pelota los unos a los otros, a jugar sucio, a robarnos, a engañarnos.

Quien me conozca de años sabe también que lo del empleo es para mí una cuestión fundamental. Ni terrorismo, ni problemas judiciales, ni delincuencia, ni accidentes de tráfico,... El primer pilar sobre el que debería sustentarse todo buen gobierno es que todos tengan trabajo (o sea, pan). Cuando veo las cifras de paro y tengo la impresión de que a la gente le preocupa más el cambio climático global, el belicismo internacional, el sentimiento nacional o quién sea presidente de los USA, siento que mi norte no es el suyo... Sensación que, aunque pueda parecerlo, no es gratificante. Así, mi inactividad es, en cierto modo, un duelo.

Total, que no estoy de humor para la comunicación.

Así que me refugio en mi pequeño mundo. La mayor está aprendiendo a leer, y revivo el misterio de los signos y la inquietud del descubrimiento. También acabo de tener un hijo de papel, mi primer número como redactor de la revista de antiguos alumnos de mi colegio, en prensa desde hace unas horas para una tirada de 1000 ejemplares, con dibujo mío en la portada, cómo no. Otros de mis dibujos se han publicado en otras revistas, de alcance nacional el número 50 de la revista de la Abogacía. Y preparo mi próxima exposición, en fase de acabado y enmarcado.

Doy paseos en tranvía a contraluz, al sol bajo del invierno, escuchando sin cesar "Saturday morning on Sunday Street". Hasta el final de la línea.

He estado andando en círculos. Un nuevo comienzo y un nuevo lugar. Sábado por la mañana en la calle Domingo. Como me gustaría estar allí.

10 comentarios:

Mita dijo...

Sí, es un tema duro. El hombre sin trabajo siente que no es útil, que no vale. La sociedad nos ha educado para eso, para ser productivos. Se olvidan muchos valores y se prima la eficacia. Psicológicamente es muy destructivo.
Más de tres millones de desempleados es como para estar realmente preocupados. Vivo lejos de esa realidad, pero me da la impresión de que a la prensa no le preocupa demasiado. No lo acabo de entender.

Besos, buen día. Piensa en otras cosas.

XuanRata dijo...

Lo que a la gente le preocupa de verdad no es lo que sale en los titulares de los medios, ni tampoco lo que dicen las estadísticas. Preocupan los pequeños escalones de cada día, no tropezar. Y parece que tratar de que parezca que todo sigue igual es la única manera conocida para que no vaya a peor. Cuando hace frío el repliegue es instintivo. Pero un repliegue activo: hay buscar un sábado, y no solo en los domingos.

malatesta dijo...

Ya me extrañaba un tanto tu ausencia. Y siento el motivo. Mejor sería que hubieras dicho que estabas liado con la exposición, que era lo que yo pensaba.
Coincido con XuanRata: una cosa es lo que vemos todos los días en los telediarios y otra lo que piensa el personal.
Te paso el enlace al Barómetro de diciembre, del CIS, y verás que el paro ocupa el primer lugar en un 72% de los encuestados (pregunta 6).
Barómetro diciembre 2008

Ya publicarás la portada de tu revista cuando se envíe, si te apetece.

malatesta dijo...

Corrijo, el paro es uno de los tres principales problemas para el 72%, el principal para el 47%, aunque si le sumamos que son los problemas de índole económica para el 26,7%, entre los dos sólo dejan para el resto de temas el 26,3% (pregunta 6a).

ismo dijo...

Ya publiqué esa portada, o el dibujo de esa portada, creo. Era un retrato "warholiano" de un jesuita. Cuando tenga un ejemplar os escaneo la portada.

En cuanto a lo otro, soy incapaz de ser optimista. Quizá todos apreciamos los mismos problemas, pero no las mismas relaciones entre ellos. Yo, por ejemplo, abomino de las Autonomías, que llevan ya años y años costándonos una pasta sangrante, hasta el punto que pienso que el Estado Autónomico es el mayor lastre de la democracia desde 1978.

Por otra parte, es llamativo que el paro figure destacado entre primeras preocupaciones pero sólo segundo -aunque destacado junto a los problemas económicos- entre las que "nos afectan". Las consecuencias del paro son devastadoras para el conjunto de la sociedad, no sólo para lo parados; para empezar, tener esa tasa de paro será muy caro, por no hablar de los problemas sociales de todo tipo que va a generar, y por no hablar de lo que sufrirá la gente.

Estamos en ese momento, y eso es especialmente desagradable, en que los políticos se empeñan en tapar los problemas peculiares de la economía española (ahora los que están en el gobierno como antes los otros). Me llama mucho la atención que todos esos problemas económicos que ahora se airean eran ya conocidos hace tiempo y, sin embargo, desde entonces, nadie ha puesto mucho empeño en solucionarlos: están demasiado ocupados comiendo canapés y celebrándose los cerebros. Bravo. Después de tanto pensar y tanto reunirse, nuestras alternativas eran el ladrillazo de antes o las subvenciones sin fondo de ahora.

Acudiendo al tópico, yo creo que España cree que de la crisis se sale con una buena fiesta e ignora que en el botiquín ya no nos queda alka-seltzer para la reseca. Ojalá me equivoque.

Otra de las cosas que ha pesado en mi desánimo estas semanas ha sido precisamente lo que yo llamo el optimismo desbocado de la gente. Pongo como ejemplo el manifiesto por la solidaridad que muchos habéis colgado en vuestros blogs. Me desespera. Lo siento, no me lo toméis a mal, pero me desespera ver la cantinela de siempre. Hace años comenzó cierto movimiento social por el 0.7, hoy seguimos igual, y publicando manifiestos con ideas más o menos generales sobre lo buenos y solidarios que debemos ser. Bonito pero etéreo... ¡Joder! Tengamos el 0.7 como objetivo único del programa. Y lo digo incluso ahora, en plena crisis. A por el 0.7, y a dejarse de manifiestos. Como siempre digo: 0.7, o no votes ¿Qué coño es eso de seguir pidiendo generalidades cuando había un objetivo muy concreto? ¿Se ha desinflado?

Y todo se desinfla. El mundo está loco. Y más, si cabe.

ismo dijo...

Je, nos hemos cruzado publicando, Gualterio.

Creo que no es procedente juntar los problemas de índole económica con los de paro. Un ricachón puede tener problemas de índole económica y que el paro no le preocupe.

malatesta dijo...

Ahí llevas razón. Y también en que aunque uno no esté parado debe preocuparle el paro de los demás. Y no sólo porque seguro que hay alguien en su círculo más cercano parado (en mi caso al menos es así), sino porque un porcentaje alto de parados implica también una tasa de población pasiva sobre activa más alta, lo cual es insostenible a largo plazo para cualquier economía. Más tarde o más temprano implica recortes sociales, que sí afectan al conjunto de la sociedad (menos a los ricos-ricos, que esos no hay muchos).

dregenwar dijo...

me alegra leerte nuevamente (aunque no estes de humor para escribir)... ya sabes, este es un buen sitio para aliviar la valvula pilorica

ismo dijo...

Jjajaja ¡Dioses, mi válvula!

Pues mira tú que me acabas de dar una idea para releer algo acorde con mi estado de ánimo.

Mita dijo...

Pues esperaremos a ver esa portada!
Bss