21.1.08

ANA POPOVIC

...

Si las satisfacciones que la nueva música me ha dado en los últimos años han sido contadas (culpa mía, no miro a nadie), tengo que reconocer que algunas han sido verdaderamente intensas, y me conservan el gusto por seguir a unos artistas modernos tras cuyos pies nunca me imaginé, aferrado como estoy a mis interminables revisiones de los clásicos.


En tal estado de letargo, la aparición de Ana Popovic ha sido como el café de la mañana, y uno de esos en el que flotan las herraduras.



La chica nació en Belgrado el 13 de mayo de 1976. Padre guitarrista, jams en casa, blablá, blablá. Su primera banda fue Hush (1995) y, por aquellos años, aprovechando la caída del comunismo y la consiguiente libertad de movimientos, Ana comenzó a girar por Grecia y Hungría, y apareció como telonera de Junior Wells.

En el 98 se desplazó a Holanda (Utrecht): tenía una beca para estudiar diseño gráfico, pero envió una maqueta al Conservatorio y consiguió también la admisión. Ganó la vocación musical, y la Popovic compaginó los estudios con los bolos. Sigue creciendo.

Hush grabó un disco en 1999. Ana, favorecida por Bernard Allison (hijo de Luther, grande del blues), consiguió un contrato con Ruf Records y participó en un disco de homenaje a Jimi (Eric Burdon, Taj Mahall,…).

El primer disco de Ana llegó en 2001, grabado en Memphis. Festivales, premios,… Se codea con lo mejorcito del mundillo: festival de mayo de Memphis, con Dylan, los Black Crowes e Ike Turner… hermoso cartel; Jim Gaines y David Z (habituales de Santana, Stevie Ray Vaughan y Johnny Lang) producen su debut y su “Comfort to the soul”, que vió la luz en 2003…

Fue el/la primer músico europeo nominado en los premios “W.C. Handy” (2003), en el “Blues cruise 2006”…

En 2006 firmó con Delta Groove Productions. “Still making history” (2007) se puso 4º en la Billboard Chart de diciembre…



Resumida su historia ¿Qué es Ana Popovic? Es una chica, y las buenas blueswomen, lo sabemos, tienen un halo especial. Abundan más los chicos, y no es frecuente, y menos a la guitarra, encontrar a una chavala tan enrollada… pero lo que es una excentricidad acaba convirtiéndose en un detalle de gusto femenino, que no sé qué es, pero se nota.

Además de ese pulso femenino en su Ovation, y esa fenomenal forma de cantar, Ana Popovic, y sigo en el terreno de lo intangible, aparenta una actitud que cada vez es más rara de encontrar en la gente que se dedica al rock. Da la impresión de querer lo que hace, y no tener más prisa por alcanzar el éxito que por crecer como artista. Demasiado a menudo observamos, en los últimos tiempos, cómo grupos a los que le falta un hervor se presentan en sociedad con un bagaje creativo más que escaso (y unos ramalazos de falsa modestia que dan ganas de vomitar); en el caso de Ana, constatamos que sucede justo lo contrario, y que la artista muestra ya en su primer trabajo un dominio del oficio, un talento y una imaginación que sobresalen... Todo es industria discográfica, pero tras ese elepé no se presiente la urgencia de la fama; y así, claro, llega en el momento justo para hacernos disfrutar al máximo. Ana es un Artista Revelación, pero no en el degenerado sentido que hemos atribuido al término, de Futura Revelación o Favorito En Las Quinielas, de Promesa, sino como artista revelada.

Su música arraiga en el blues, el jazz, el soul,… y es tanto una combinación de todos como una exhibición de cada uno de ellos. La Popovic es capaz de sonar tan bluesy como Stevie Ray Vaughan (uno de sus ídolos) o sumergirnos de cabeza en un local de swing de Storyville (o lo que imaginamos que sería), o meternos en el cuerpo un ritmo vacilón... Es naturalmente elegante o endiabladamente potente, es una guitarrista excepcional y una cantante con muchísimos recursos y personalidad. Un auténtico gusto para el oído.

A los discos citados sólo hay que añadir el directo “Ana, Live in Ámsterdam”, de 2005.




6 comentarios:

áLEks! dijo...

No la conozco.
Por lo visto, tengo que remediarlo.
Lo haré.
;-)

dregenwar dijo...

ole, que bueno volver al buque y encontrarme con la popovich.

si, ya sabemos lo que nos atrae a los tios que una tipa como esta se dedique a rasgar las cuerdas pero, es que la tia es un cañon. rockea como nadie y tiene feeling, una buena produccion, caracter (algo que he hecho en falta los miles de imitadores de vaughan),... no se. a ver si tenemos la oportunidad de verla tocando por aqui

saludos

Alberto dijo...

La pondré en mi MP3, como su musica sea tan buena como su tipo tiene muchos puntos :D

Un saludo

Zigy dijo...

Vaya, parece casi ninguno la conocemos. Me la apunto yo también a ver qué hace la zagala.

ismo dijo...

Bueno, espero que os haya gustado. Agradecédselo a Dreg, que es quien me hizo el favor de dármela a conocer.

Es morrocotuda.

dregenwar dijo...

siguiendo con las recomendaciones... busca por Drive-By Truckers y Marah, dos bandas de rock americano mas que recomendables. los primeros tienen varios discos y muchos años a sus espaldas. de los segundos te dire que pasan del alt country al aor con una naturalidad pasmosa... son unos jayhawks menos melodicos y mas sicodelicos. lo estoy flipando con su ultimo disco.

te hablaria tambien de los horrorpops, una banda danesa de psychobilly, amenos y divertidos, con muchas referencias al cine y pintas de pin ups de los 50's, pero no se si tu body fuese capaz de aguantarles un par de asaltos :P